Menú

Autocuidado, salud y bienestar

¿Cómo cuidar el sueño?

Higiene de sueño, ¿cómo cuidarla?

Dormir bien y descansar el tiempo suficiente es uno de los primeros requisitos para tener un estilo de vida saludable. Con el tiempo, es normal que las horas de sueño disminuyan, pero ¡no debemos acostumbrarnos a pasar malas noches! Aquí te daremos algunos tips sobre la higiene de sueño que te ayudarán a tener un mejor descanso.

¿Qué es la higiene del sueño y por qué es importante?

La higiene del sueño es un conjunto de buenos hábitos al dormir, que buscan educar a las personas para lograr concebir más fácil el sueño en las noches y tener mejores horas de descanso.

Este conjunto de normas, que incluyen diferentes factores, buscan lograr un sueño reparador, manejar alteraciones de sueño o prevenir que aparezcan.

Tips para tener una buena higiene del sueño:

Algo fundamental para lograr pasar noches de sueño profundo, es tener una rutina de sueño bien definida, aquí te damos algunos tips para que empieces a tener una:

  1. ¡Establece horarios! ¿Te duermes y despiertas siempre a horas diferentes? Esto va en contra de una buena higiene del sueño. Lo ideal, es que definas un horario para irte a la cama y otro para levantarte en las mañanas. Así tu cerebro estará preparado desde antes para dormir y tendrás un mejor descanso.

  2. Cuidado con las siestas durante el día! Si eres de los que acostumbra a dormir un poco después del almuerzo, te recomendamos que estas siestas no excedan los 45 minutos.

  3. ¡Controla el consumo de cafeína! Evita alimentos que contengan esta sustancia, al menos 6 horas antes de que sea la hora de dormir.

  4. ¡Cuida lo que comes en las noches! Elige cenas livianas, libres de alimentos pesados, procesados o picantes y trata de comer máximo 2 horas antes de irte a dormir. Así tu cuerpo, tendrá tiempo de digerir los alimentos.

  5. ¡Adapta tu cuarto para ir a dormir! Trata de que tenga muy buena ventilación, que esté libre de ruido y con la menor cantidad de luz posible.

  6. ¡Cuida tus espacios! Evita que la cama se convierta en tu oficina, guarda espacio solo para cuando sea la hora de dormir.

  7. ¡Entra al baño antes de acostarte! Esto ayudará a disminuir las veces que debas interrumpir tu sueño para ir al baño.

Beneficios de dormir bien:

Además de descansar y sentirte con energía, las horas de sueño que le das a tu cuerpo en las noches, también ayudan a:

  • Activar los procesos del cerebro encargados de permitirnos aprender ciertas cosas y de recordar.

  • Mejorar la concentración, tomar buenas decisiones y evitar asumir riesgos innecesarios.

  • Disminuir el riesgo a sufrir de hipertensión, enfermedades cardiacas, entre otras que se pueden hacer más comunes al dormir mal.

  • Combatir infecciones pues, la hormona que se encarga de esto, se libera, especialmente, durante el sueño.

  • Prevenir la depresión, gracias a las horas que pasamos dormidos, el cuerpo libera melanina y serotonina que disminuyen los efectos de las hormonas del estrés.

  • Darle mayor firmeza, luminosidad y elasticidad a la piel pues, mientras duermes, se producen colágeno y elastina de manera natural, lo que ayuda a darle un mejor aspecto a tu piel, ¿puedes creerlo?

  • Disminuir la aparición de ojeras o bolsas debajo de los ojos pues, estas dos, están estrechamente ligadas con el descanso. Unas buenas horas de sueño ayudarán a que la circulación mejore y la piel se oxigene.

Si sientes que a pesar de tener una buena higiene del sueño todavía no duermes bien y las horas suficientes, te recomendamos que hables con un experto que te ayude a lograr un verdadero descanso en las noches. Dormir bien es vital, para que todo en tu vida marche correctamente, ¡no te conformes con cortas horas de sueño y largas noches de insomnio!

Dirigido a:

MUJERES

Comentarios