Menú

¡Cambios en la piel con los años!

Aprendé sobre los cambios, cuidados, tipos de enfermedades de la piel y más.

Con el tiempo, el cuerpo cambia naturalmente y la piel no es una excepción. El ambiente, el sol y la edad hacen que se evidencien los años en la piel por medio de líneas de expresión, arrugas y algunas enfermedades cutáneas que, a su vez, vuelven muy delicada la cutis del cuerpo.

Como cuidador debés tener presente que, el cuidado de la piel es esencial en la vida de un adulto. En este artículo te hablaremos acerca de todo lo que tenés saber sobre los cambios en la piel con los años, cómo cuidarla, y cuáles son los tipos de enfermedades que pueden aparecer con la edad.

¿Cuáles son los tipos de piel?

Para empezar, es importante tener en cuenta que todas las pieles son diferentes, por lo tanto, los cambios en cada una ocurren de formas distintas. Hagamos una pequeña introducción sobre cuáles son los tipos de piel, para entender a fondo que, factores tales como la alimentación, el estilo de vida, el ambiente, el sol y la edad, pueden afectarla.

  1. Piel normal: este tipo de piel es la menos común y es aquella que no es ni grasa ni seca, ¡se encuentra en el punto medio! Podés identificarla porque está libre de impurezas, tiene poros muy finitos y no es muy sensible.

  2. Piel grasa: a este tipo de piel se le llama grasa, porque es una piel que produce sebo en exceso, puede reconocerse por sus poros agrandados y súper notorios, el brillo en el rostro y su grosor que se ve un poco más de lo normal.

  3. Piel seca: la piel reseca es aquella que, a diferencia de la grasa, no produce suficiente sebo, por lo que puede perder su elasticidad y verse un poco tirante, frágil y sensible.

  4. Piel mixta: este es el tipo de piel más común, como su nombre lo dice, es una mezcla entre la piel seca y la grasa. En la zona T del rostro (frente, nariz y mentón) puede ser grasa y en el resto de la cara, puede ser piel normal o seca.

Aprendé a distinguir el tipo de piel que tiene tu paciente para brindarle un cuidado adecuado y efectivo.

5 Cambios en la piel con los años:

Con la edad, es completamente normal que la piel se vea diferente, no solo por las arrugas o líneas de expresión, sino también por factores como los cambios hormonales que hacen que la piel deje de producir colágeno y otros elementos que dan elasticidad e hidratación. Algunos de los cambios que podés notar con los años son:

  1. Uno de los más evidentes son las arrugas y las líneas de expresión.

  2. A medida que pasan los años, podrás ver que la piel se pone más finita, pierde colágeno y elasticidad. Es posible que, por esto, sea más sensible.

  3. Con la menopausia, el cuerpo reduce la producción de estrógenos, esto hace que la piel pierda humedad natural, disminuyendo la producción de sebo, y provocando resequedad en la piel.

  4. Es posible que aparezcan manchas por la edad o hiperpigmentación, debido a que la piel se pone más finita y se va debilitando su función de barrera.

  5. El proceso de cicatrización tarda más y aumentan las posibilidades de padecer una infección cutánea.

5 Enfermedades más comunes en la piel:

Con estos cambios que se dan en la piel es posible que el paciente pueda padecer algunas enfermedades cutáneas, como:

  1. Prurito: quien padece de este trastorno, siente una inmensa necesidad de rascar su cuerpo. Esto ocurre porque la piel se reseca mucho, provocando esta sensación. A demás puede darse por dermatitis de contacto, irritación en la piel, alergias e incluso infecciones. ¡Ojo! Esta también puede ser una señal de alerta, que muestra que el funcionamiento de los riñones no está siendo el adecuado, o como síntoma de alguna enfermedad del hígado.

  2. Psoriasis: esta enfermedad se da por un problema en el sistema inmunológico en donde el cuerpo produce más células cutáneas de lo normal, creando en la piel manchas rojas inflamadas cubiertas por escamas blancas, provocando picazón y en ocasiones dolor. No es infecciosa y se puede presentar sobre todo en los codos, las rodillas y el cuero cabelludo.

  3. Rosácea: la Rosácea es una enfermedad crónica que crea enrojecimientos en la piel y pequeños barritos. Se presenta principalmente en las personas de piel clara, y adultos mayores o de mediana edad. Es posible que se confunda con una quemadura de sol y esta se manifiesta sobretodo en el rostro del paciente.

  4. Herpes Zóster: esta es una infección de la piel producida por el mismo virus de la varicela, se le conoce comúnmente como culebrilla. Se presenta en forma de pequeñas ampollas o erupciones que pueden llegar a ser muy dolorosas. También puede provocar síntomas como fiebre y malestar general.

  5. Úlceras por presión: son lesiones en el cuerpo que se dan cuando se hace presión por mucho tiempo en un mismo punto. Estas se dan porque la sangre no logra llegar a ciertas zonas del cuerpo, debilitando la piel de esa parte y provocando dichas lesiones.

Si querés conocer más sobre las lesiones por presión, te invitamos a leer nuestro artículo Clasificación de las úlceras por presión donde podrás encontrar todo lo que debes saber sobre esta condición.

Cuidados en la piel para tener en cuenta

Como vimos anteriormente, con el tiempo la piel se va poniendo más finita y sensible, por eso es importante que tomemos las medidas adecuadas para cuidar la piel de nuestro paciente de la mejor manera posible, aunque es primordial consultar con un experto para que trate el caso puntual, existen acciones que podemos tomar de manera preventiva, que aplicarán no solo para el adulto, sino para todos:

  1. Beber suficiente agua.

  2. Alimentarse muy bien y tener un estilo de vida activo.

  3. Limpiar la piel del adulto con los productos adecuados, tanto para el rostro como para el resto del cuerpo.

  4. Usar cremas humectantes suaves y delicadas que le brindan a la piel los componentes que necesita.

  5. Aplicar protector solar en el rostro y el cuello ¡todos los días! Es importante reforzarlo una o dos veces al día, aun cuando no salimos de casa.

Tener un especial cuidado en la piel del adulto, evitará que este sufra de enfermedades o infecciones cutáneas, y de esta forma garantizar que siga disfrutando de su vida con tranquilidad y comodidad. ¡Nunca es demasiado tarde para comenzar a hacerlo!

¿Querés ser parte de nuestra comunidad y acceder a toda la información disponible para vos? Ingresá a nuestro sitio web www.tena.com.ar y registrate.

123

Inscríbete a nuestro contenido

Recibe información especializada según tu necesidad y conoce todos los beneficios que TENA te ofrece.

TE PUEDEN INTERESAR

VER TODOS LOS ARTÍCULOS