Cambia de país

Alimentación por sonda nasogástrica 

La alimentación por sonda es un método para pacientes con pérdidas prolongadas de apetito o problemas para deglutir la comida, se trata de una sonda especial que lleva alimentos y medicamentos al estómago a través de la nariz, puede usarse con todos los alimentos o de manera complementaria dependiendo del caso. Debés aprender a cuidar de la sonda y de la piel alrededor de la nariz para evitar irritación.

Debido a la delicadeza del tratamiento, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones:

  • La higiene personal y el aseo de las manos es tan importante como el de la sonda. Lavar tus manos con agua y jabón, y limpiar la sonda solo con agua tibia te permitirá prevenir posibles complicaciones.

  • Al momento de recibir el alimento o medicamento, el paciente debe estar semi sentado, a unos 30 o 45 grados de inclinación. Para esto es posible ayudarse con almohadas o cojines.

  • Para evitar malestar estomacal en el paciente, es importante regular la velocidad con la que el alimento pasa a través de la sonda.

  • Si la sonda se obstruye, se debe pasar agua tibia (50 ml aproximadamente) con una jeringa, a través de ella.

  • Los alimentos deben ser suministrados a temperatura ambiente y si llega a sobrar alimento, este deberá guardarse inmediatamente en la nevera y no consumirse si pasa más de 24 horas abierto.

 Para cuidar de la piel alrededor de la nariz, debés seguir estas instrucciones:

  • Limpia la piel alrededor de la sonda con agua caliente y una toalla limpia después de cada alimentación. Retira con cuidado costra o secreciones de la nariz.

  • Al retirar un vendaje o micropore de la nariz, aflojalo con un poco de aceite para la piel, retirá con cuidado y enjuagá la nariz.

  • Si notás alguna irritación o enrojecimiento, colocá la sonda en la otra fosa nasal, si el personal de enfermería te ha enseñado cómo hacerlo.

 Algunas complicaciones causadas por la sonda nasogástrica:

Complicaciones de las sondas nasogástrica

En algunos casos es necesario contactar a tu médico, hacelo cuando:

  • Haya enrojecimiento, hinchazón e irritación en ambas fosas nasales.

  • Si la sonda se obstruye una y otra vez y no es posible destaparla con agua.

  • Si la sonda se cae.

  • Si la persona tiene vómito.

  • Si el estómago está inflamado.

Recuerda que es indispensable el cuidado de la sonda nasogástrica para evitar complicaciones, asegúrate de que el paciente esté cómodo a la hora de la comida y que los alimentos incluidos en la dieta sean guiados por el médico tratante.

Conocé todos los productos TENA en https://www.tena.com.ar/productos

TE PUEDEN INTERESAR

VER TODOS LOS ARTÍCULOS