Cambia de país

Cuidate y cuidá de los tuyos

Con la situación por la que está pasando el mundo, las prioridades han cambiado, lavarse las manos y no salir de casa se han convertido en ideas presentes 24/7 en nuestra mente. Estamos en un momento donde la prevención se ha convertido en la herramienta más importante para detener el Coronavirus, y todos debemos hacer parte de ello. Pero a veces las cosas se pueden complicar un poco, especialmente cuando debemos cuidar de nuestros adultos mayores.

Ya sean padres, abuelos, o la persona a quién cuidamos, debemos ser aún más precavidos cuando se trata de su cuidado, pues los mayores de 60 años son la población más vulnerable en este caso, sobretodo si han tenido o sufren de alguna otra enfermedad. Por eso, debemos evitar en lo posible, el contacto con ellos, pues así nos sintamos completamente sanos y no tengamos ninguna sospecha de contagio, podemos ser portadores asintomáticos y transmitirle el virus a ellos.

Los geriatras le piden a sus pacientes, que se apeguen a las recomendaciones actuales de los CDC y la OMS, una serie de consejos que se han vuelto bastante conocidos: lavate las manos frecuentemente con jabón y agua tibia durante veinte segundos o, si no tenés la posibilidad de lavarlas con jabón en el momento, limpialas con un gel antibacterial a base de alcohol; evitá estrechar manos; alejate de las grandes reuniones; limpia y desinfectá objetos que se toquen con frecuencia; evita el transporte público y las multitudes, abastécete de provisiones.

Es importante que sigamos todos los protocolos y cuidados, para evitar que el adulto mayor se contagie del virus. Aquí te compartimos algunas recomendaciones:

  • No visites a tus abuelos o padres, especialmente si trabajas en un lugar con muchas personas o has estado en transporte público.

  • Evita salir a hacer diligencias, si es posible cumplir con ellas por internet, ¡hacelo! Si no es posible, dedica un día a hacer todas las diligencias, así no tendrás que salir constantemente y arriesgarte al contagio.

  • Si debes hacer las compras para tus familiares mayores, trata de tomar todas las medidas, cambiate de ropa si vas a entrar a su casa, lavate las manos y cara, y trata de mantenerte a una distancia prudente. A la hora de desempacar las compras, procura desinfectarlo antes de guardarlo, y evita guardar las bolsas en las que llegó empacado.

  • Cancela las citas médicas no esenciales, aquellas que no sean de seguimiento de una enfermedad o alguna urgencia. Si es posible, coordina con tu médico para que las prescripciones de medicamentos se puedan hacer a largo plazo.

  • Trata de estar atento a las señales de alerta como fiebre y dificultad para respirar, estos son signos de alarma que indican la necesidad de ir a un centro hospitalario.

  • En cuanto a tu salud mental, llamalos constantemente, este momento puede ser angustiante para ellos, y unas palabras de amor pueden ser de mucha ayuda.

  • Coordina para que las reuniones que los adultos normalmente tienen con amigos o familia, se hagan de manera virtual, así se evitará el aislamiento y la sensación de soledad.

  • Si el adulto mayor vive con alguien que lo cuide o le preste servicios de limpieza, háblale sobre todas las precauciones que debe tener.

Seguir las recomendaciones de la OMS al pie de la letra ayudará a que salgamos de esta situación rápidamente, cuida de tu salud y de los tuyos, recordá que, ¡la prevención es la clave!

TE PUEDEN INTERESAR

VER TODOS LOS ARTÍCULOS