Menú

¿Qué hacer cuando llega el momento de jubilarte?

Después de muchos años de trabajo despertándonos temprano para llegar a tiempo a la oficina y noches de trasnochar para poder proveer a nuestra familia, ¡ha llegado por fin el día de la jubilación!

Tal vez hemos soñado con este día, pero cuando llega y de repente tenemos mucho tiempo libre en nuestras manos, nos preguntamos… Y ahora, ¿qué hacemos?

Aunque al principio estemos satisfechos de haber culminado las responsabilidades laborales, lo cierto es que, puede que nos sintamos poco productivos al bajar el ritmo y la rutina a la cual estábamos acostumbrados, aun cuando debemos tratar de descansar y no tener un estilo de vida tan agitado, debemos reconocer que llegar a esta etapa no significa que dejaremos de ser valiosos para la sociedad, por el contrario, es el momento de la vida en que podemos hacer todo lo que no hicimos antes, es tiempo de ponernos como prioridad a nosotros mismos.

Descubramos 5 cosas que podemos hacer ahora que nos hemos jubilado.

  1. Descubrir nuevos pasatiempos Durante la juventud pasamos por sueños y aspiraciones que, cuando comenzamos en la vida laboral, muchas veces dejamos de lado por falta de tiempo. Puede que antes disfrutáramos de pintar, tocar algún instrumento, la carpintería, la jardinería o cocinar ¡Es hora de retomar nuestros viejos talentos! Jubilarse no siempre significa un retiro laboral completo, en esta etapa tenemos más experiencia, estabilidad y menos riesgo financiero que antes, es así como, si desarrollar un emprendimiento o idea de negocio con estos talentos antes era un pasatiempo, ahora podemos dedicarnos a ello a tiempo completo, ya no hay excusa para no intentarlo.

  2. Ser voluntarios Cuando llegamos a cierta edad hemos recolectado experiencia y conocimiento muy valioso para otras personas y organizaciones, si tenemos tiempo libre, ¿por qué no hacer un voluntariado y apoyar a una causa benéfica? Podemos planificar un horario flexible que nos permita asistir y ayudar a las diferentes organizaciones. Esto nos hará reconocer que nuestra asistencia es valorada y necesitada, impactando positivamente a la sociedad. La mejor parte es que existen muchos tipos de voluntariados: ambientales, de acción social, culturales, entre otros. Es más, también existen voluntariados en otros países, si viajar siempre ha estado en nuestra lista de deseos, ¿por qué no hacer los dos al mismo tiempo? Es posible elegir el voluntariado que mejor se acomode a nuestras capacidades.

  3. Aprender cosas nuevas Nunca es tarde para seguir aprendiendo y fortaleciendo nuestro conocimiento. Por esta razón nos podemos inscribir a cursos o estudios de algo que siempre quisimos aprender, como: clases de fotografía, cursos de yoga, o quizás algún deporte como el golf o lo que sea que te guste. Es un error pensar que todo lo que se aprende en la vida está basado en el dinero, en esta etapa es posible conocer sobre muchos temas que nos pueden despertar pasión y curiosidad, no necesariamente con el propósito de recibir un sueldo con ellos, si no de enriquecer nuestros días.

  4. Fortalecer vínculos Si tuvimos un trabajo pesado que nos impidió estar presentes en algunas ocasiones, esta etapa es perfecta para pasar tiempo de calidad con las personas más cercanas. Ahora es posible cuidar de los nietos y jugar con ellos, también podemos visitar a los hijos en su casa o invitarlos a una cena familiar cada semana en nuestro hogar. De esta manera, mantenemos el contacto con la familia, además somos nosotros los que promovemos esos espacios importantes. Pero eso no es todo, mantener el contacto con los amigos es igual de importante, después de todo, pueden estar pasando por lo mismo que nosotros, siempre es buena idea hablar sobre lo que está sucediendo, cambios, éxitos, preocupaciones y deseos, con las personas cercanas.

  5. Cuidar la salud Para poder disfrutar de todo lo que la vida tiene para ofrecer, la salud es lo más importante. Hacernos chequeos médicos regulares, mantener una dieta balanceada, salir a caminar y realizar actividad física hacen parte del autocuidado que debemos mantener, además poner especial atención a la salud mental, de esta forma la mente y el cuerpo se encuentran en forma para seguir con una vida activa.

La jubilación es simplemente otra parte de la vida, y cada una de estas etapas son bellas y diferentes. Se debe disfrutar de las oportunidades que estas traen, rodeados de nuestros seres queridos.

Recordá que, con nuestros TENA Pants Ultra, podés mantener una vida activa sin miedo a los goteos de orina, ya que están diseñados para las personas activas, y se ajusta perfectamente al cuerpo para mayor comodidad y protección durante el día.

123

Inscríbete a nuestro contenido

Recibe información especializada según tu necesidad y conoce todos los beneficios que TENA te ofrece.

TE PUEDEN INTERESAR

VER TODOS LOS ARTÍCULOS